Hábil, con un pincel de recorrido largo y pocas dudas dan a este artista una versatilidad poco usual.

Amigo de temas urbanos con líneas rectas y puntos de fuga con horizontes bajos, le configuran perspectivas singulares.

Insiste con horas nocturnas donde recoge el color de los neones y la luz artificial para jugar con las atmosferas, donde los contralizos de las personas y los vehículos se detienen por un instante pintado para crear una sinfonía cosmopolita que atrapa fácilmente al espectador.

Se añaden a la exposición paisajes, interiores y animales salvajes por este particular mundo de Lluís Puiggròs.

Exposición hasta el día 19 de mayo 2022.