En las últimas exposiciones hemos visto cómo el artista buscaba la luz a través del agua. Cuadro tras cuadro pintaba obsesivamente el mar y las olas hasta llegar a dejar el blanco de las telas sin pintar para situar el punto máximo de luz equilibrando el dibujo y el color en composiciones donde la abstracción iba ganando a la figuración huyendo en todo momento de la materia como recurso pictórico fácil, para que las sutiles veladuras de colores jugaran delicadamente a los ojos del espectador. Un trabajo extraordinariamente técnico deja que el artista nos haga descubrir un dominio poco usual de los recursos aprendidos en toda una vida con los pinceles en la mano.

Sed testigos de la virtuosidad de un gran maestro.

Hablamos de Paco Ferrando.

Exposición hasta el día 14 de julio 2022.

@larcadaartgallery